Opinión
Martes, 9 de Octubre de 2018 | Hace 7 días

Un Pilar sin Desarrollo Económico es un Pilar sin futuro

El viernes, el intendente de Pilar, el Lic. Nicolás Ducoté, anunció la eliminación de la Subsecretaría de Desarrollo Económico con todas sus direcciones y programas. De esta manera, Pilar ya no cuenta con la dirección de Pymes y Emprendedores, una iniciativa de este gobierno que aplaudimos en su momento y desde donde se estuvieron realizando muchas actividades de capacitación para el sector, brindando asesoramiento, mentoreo y bajo la cual funcionaba el Club de Emprendedores de Pilar que hoy se encuentra en una suerte de acefalía esperando que, tal vez, lo tome el área de Educación.
Trabajo desde el ámbito privado con Pymes y Emprendedores desde hace varios años, coordinando el proyecto colaborativo Pilar Emprende,  y estoy convencida que es en ese sector donde está la posibilidad de crecimiento de nuestro país. 
El Estado municipal, a la vez que elimina esta área, reduce la oficina de Empleo previendo que no se generarán nuevos puestos de trabajo.
Y esto es consecuente, ya que si no se apoya al sector Pyme y Emprendedores, sin duda no habrá empleo, ya que es uno de los principales sectores generadores de nuevos puestos de trabajo y movilidad social.
En palabras textuales del intendente, dijo "estamos haciendo una cantidad de capacitaciones y herramientas y hoy la Pyme necesita alivio económico más que adquirir nuevas capacidades".
Esto es totalmente falaz. Ofrecerle nuevas capacidades al sector trae sus frutos a corto o mediano plazo,  es increíble ver cómo emprendedores con nuevos saberes y herramientas a disposición, cambian y crecen de manera sustancial, mejorando su realidad.
El ahorro hecho en la eliminación de esta área, sería destinado a la acción social y salud. Y no creo que haya que elegir entre una cosa y la otra, porque hay sectores que necesitan ayuda inmediata, pero creo que ahorrar en lo que podría eliminar el asistencialismo o al menos, disminuirlo a futuro, es una muy mala medida. Hay que enseñar a pescar, más allá que se necesite dar el pescado de manera inmediata a aquellos que la están pasando mal.
Porque hay gente que no quiere vivir del Estado, hay gente que quiere trabajar, que quiere tener sus propios recursos para darle una vida digna a sus hijos y sentirse útiles, valiosos.
Y si de ahorro se trata, se pueden escatimar gastos en otras áreas como alquileres, contrataciones de empresas para las fiestas patronales, o incluso dejando de condonar deudas millonarias a countries y gastar cifras astronómicas en publicidad oficial. Hay tanto por recortar, antes de hacerlo en el área que debería generar oportunidades y empleo para los pilarenses.
Tal vez el cambio debió darse en las personas, si es que su trabajo no estaba acorde a la "mejora continua" a la que el intendente apunta. Pero no eliminar las áreas y el trabajo que venían o pueden realizar.
Capacito a mujeres emprendedoras todas las semanas en diversos barrios de Pilar. Y ver el cambio que se logra en esas mujeres con simples herramientas, es notable.
Señor intendente, la gente necesita capacitación y herramientas, no sólo dinero o bolsones de comida. Y en todo caso, incluso si le damos dinero, necesita herramientas para que el mismo dé sus frutos y logren con él hacer sustentable su proyecto.
Les puedo contar tantas historias de mujeres que con simples conocimientos han mejorado su vida. Les puedo compartir tantos testimonios que dan el indicio de que vale la pena el trabajo en los barrios, que vale la pena empoderarlas y capacitarlas.
Le puedo contar que muchas incorporaron el pago electrónico para tener más posibilidades de ventas, otras aprendieron a tomar fotos de sus productos y mostrarlos por las redes sociales, otras le pusieron nombre a su emprendimiento y comenzaron a difundirlo, algunas se animaron a participar en ferias y ofrecer sus productos por internet. 
Le puedo contar la historia de Graciela, que con 6 hijos quiere trabajar, quiere tener su propio emprendimiento de comida para poder darles de comer y a la vez no descuidarlos y estar con ellos. Ella lleva a sus niños a un comedor, pero quiere trabajar.
O la historia de Lucía, que se vino de Lomas de Zamora y comenzó a vender hamburguesas saludables, y ya vino a 5 actividades que organizamos, porque quiere seguir capacitándose y crecer con su proyecto. Y ya está pensando en comprarse una cocina mejor para producir.
O la historia de Elizabeth, que a través de un grupo de whatsapp que creamos generó alianzas con otras emprendedoras para darle valor agregado a sus productos y lograr un trabajo colaborativo entre ellas.
El cambio en las personas se da a través de la educación, y en el sector emprendedor, a la capacitación hay que sumarle herramientas que les permitan crecer. 
Gestionar es establecer prioridades, y los emprendedores queremos ser una prioridad para el Gobierno local. 
Los emprendedores queremos trabajar y generar oportunidades para nosotros y para nuestro entorno. Y para eso necesitamos también el acompañamiento del Estado local.
 
Lic María Fernanda Ipata
Coordinadora de Pilar Emprende