Deportes
Lunes, 7 de Enero de 2019 | Hace 2 meses

Balance 2018 | La Escuela Municipal de Gimnasia Artística cerró otro año positivo

El 2018 dejó la sensación de que nuevamente la temporada se saldó con balance “más que positivo” para la Escuela Municipal de Gimnasia Artística, uno de los más de 40 espacios de este tipo que dependen de la Dirección General de Deportes.

Es que las profesoras y el grupo no solo se tuvieron que adaptar a una nueva locación sino que además lo hicieron con clases repletas de alumnas e incluso una extensa lista de espera desde, casi, los albores de 2018.Las clases de gimnasia artística apuntan a la participación de chicas de 6 a 16 años.

“Estamos satisfechos por el año de la escuela, que siempre funcionó con cupos llenos y una lista de espera cada vez más grande”, indicó la directora general de Deportes, Florencia Donatti, quien elogió “el trabajo de las profesoras y el salto de calidad deportiva que dieron las chicas”.

La titular de la oficina deportiva local subrayó como un dato “muy importante” la mudanza de la escuela a las instalaciones del microestadio “Ricardo Rusticucci”, donde también funcionan las oficinas de la dirección general. Y remarcó “el permanente acompañamiento de los padres”.

“Fue un año muy positivo, con muchísimas nenas”, confirmó la profesora María Ester Larrain, quien en el segundo semestre del año volvió a compartir el trabajo docente con su colega Romina Heredia ya que durante la parte inicial de la temporada la acompañó la profesora Julieta (“es una genia y nos ayudó muchísimo”, dijo). Y contó: “abrimos el grupo y a la semana ya estaban completos todos los turnos. Es mucha la demanda, las nenas tienen muchas ganas y muy pocas cortan una vez iniciado el año de trabajo”.

Larrain apuntó que a partir de ese escenario “tomamos la decisión de ir pasando las nenas de grupos (coexisten los grupos de Iniciales y Avanzadas) para poder hacer lugar al ingreso de  nuevas nenas”.

En el mismo sentido, la experimentada entrenadora recordó que “ya en la primera semana de marzo estaba cubierto el cupo, incluso superando los números que teníamos pensado y por eso se decidió a la apertura, una vez más, de una lista de espera”.

“La verdad, fue un año de mucho crecimiento y muchos logros. Como siempre lo hacemos también hemos participado en un par de torneos y las chicas se lucieron. Lo terminamos bien arriba y con muchas ganas de seguir avanzando en 2019”, completó Larrain.