Tránsito y Transporte
Viernes, 12 de Julio de 2019 | Hace 2 meses

Comenzó la instalación del sistema de frenado automático en el tren Belgrano Norte

El sistema de detención automática de trenes ya comenzó a instalarse en el Belgrano Norte, que une Retiro con Villa Rosa (Pilar).

Trenes Argentinos Infraestructura, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, comenzó a instalar el sistema de frenado automático de trenes en la línea Belgrano Norte. En esta primera etapa, se están colocando las balizas sobre las vías para luego completar el equipamiento en las formaciones. Se estima que en diciembre de este año entrará en funcionamiento.

“Esta es una de esas obras con impacto fundamental que no se hacían durante muchos años en la Argentina y que estamos llevando adelante en todo el país. Seguimos avanzando para que todas las líneas del área metropolitana cuenten con frenos automáticos. Desde hace años que no se realizan las inversiones en infraestructura que estamos haciendo hoy, para modernizar nuestro transporte público y mejorar la forma de viajar de millones de argentinos", comentó Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

Los trabajos en la línea Belgrano Norte consisten en la instalación del sistema en toda la traza a lo largo de los 106 kilómetros de extensión y del equipamiento en 25 locomotoras y 5 coches. La inversión para estas obras asciende a US$5,3 millones y generará 100 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

“La incorporación del frenado automático es una de las grandes deudas que teníamos con nuestros trenes y que comenzamos a saldar a comienzos de 2016. En el Roca ya está en funcionamiento, mientras que el plan de trabajo prevé la incorporación del sistema al resto de las líneas. Se trata de la mayor inversión del estado nacional en seguridad ferroviaria en los últimos 30 años”, señaló Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura.

El sistema de frenado automático de origen japonés, ATS (por sus siglas en inglés, Automatic Train Stop), se compone de tres dispositivos: una señal eléctrica o “semáforo”, una bobina en las vías conectada a éste y una antena a bordo del tren, ubicada en ambas cabinas del conductor.

El sistema garantiza que se cumplan las velocidades máximas. La señal o semáforo -que se encuentra al costado de la vía- tiene lámparas de distintos colores que le indican al tren si puede avanzar, si debe detenerse, o bien reducir la velocidad. En caso de que estas indicaciones no se respeten, el tren se frena automáticamente.

El objetivo es que las siete líneas ferroviarias del Área Metropolitana de Buenos Aires cuenten con esta tecnología. Para lograrlo se están invirtiendo US$275 millones destinados al acondicionamiento de los sistemas de señalamiento, a la compra del equipamiento de origen japonés y a su posterior instalación.

La incorporación del frenado automático de trenes forma parte del Plan Integral de Obras Ferroviarias de US$14.000 millones que puso en marcha el Ministerio de Transporte en 2016 e incluye la compra de trenes y la renovación de la infraestructura con obras como la electrificación del tren San Martín, los viaductos Mitre, San Martín y Belgrano sur, renovación de vías, estaciones y pasos bajo nivel, entre otras mejoras.

Instalación del frenado automático en el AMBA

•      US$275 millones es la inversión para la adecuación de la tecnología e instalación del sistema

•      347 puestos de trabajo directos

•      7 líneas

•      1.860 bobinas en vías

•      280 equipamientos en trenes.