Política
Sabado, 21 de Noviembre de 2020 | Hace 2 semanas

El Municipio profundiza el acompañamiento fiscal al sector gastronómico y otras actividades

El Ejecutivo municipal envió al Concejo Deliberante un proyecto de modificación de la ordenanza impositiva, que establece un mayor acompañamiento al sector gastronómico y otras actividades de Pilar afectadas por la pandemia, a partir de la eliminación de los montos mínimos de la tasa de seguridad e higiene.
En ese sentido, la jefa del bloque del Frente de Todos en el Concejo Deliberante, Lourdes Filgueira, resaltó que “Los gastronómicos pusieron el cuerpo en el momento más duro de la pandemia, y ese esfuerzo que hicieron en respetar las medidas de aislamiento ayudó a que pudiéramos salvar vidas. Por eso, desde el Estado tomamos la determinación de seguir trabajando en conjunto, escuchando las necesidades de cada comerciante, cada vecino y cada sector, reconociendo los esfuerzos que hicieron. Por eso hoy, después de escuchar al sector gastronómico y a otros que hicieron un enorme esfuerzo, tomamos la decisión de eliminar los montos mínimos que debieron pagar de seguridad e higiene mientras permanecieron con las persianas bajas”.
“Tenemos la mirada puesta en la recuperación luego de la pandemia. Y para poner a Pilar de pie tenemos que desarrollar políticas y medidas que promuevan el desarrollo, que le tiendan una mano a quienes lo necesitan y a quienes con cuyo esfuerzo están colaborando con la comunidad”, añadió.
De esta forma, la modificación a la ordenanza impositiva 2020 impulsada por el Ejecutivo, determina la eliminación de los montos mínimos establecidos para la tasa por inspección de seguridad e higiene, para el rubro gastronómico y otros sectores afectados por la pandemia. Cabe señalar que si bien se trata de un tributo atado a la facturación, la normativa fija un monto mínimo a abonar para distintas actividades. De esta forma, se propone dejar sin efecto dichos mínimos en el periodo comprendido entre los meses de abril a septiembre de este año.
Asimismo, el proyecto propone que aquellos comercios que ya abonaron la tasa o parte de ella en dicho periodo, contarán con el monto ya pagado como saldo a favor para futuros pagos de la tasa de seguridad e higiene.
Los rubros alcanzados por esta medida son, además del sector gastronómico (dentro de los cuales se incluyen cafés, bares, confiterías, restaurantes, parrillas, pizzerías, heladerías y casas de té), alojamiento hotelero, albergues transitorios, salones de fiestas o predios habilitados para tal fin, canchas de fútbol, tenis, paddle, squash o similares, golf, polo; y actividades de agencias de viajes y turismo y agencia de venta de pasajes.
La medida impacta en unos 500 contribuyentes. De este modo, las reducciones logran un impacto financiero positivo inmediato en los comercios. El municipio busca así acompañar a los sectores que más fueron golpeados por la pandemia.
Cabe recordar que esta iniciativa se suma a la condonación de la deuda de la tasa de servicios generales así como de la  tasa de publicidad y propaganda, durante los seis meses más difíciles de la pandemia, destinado a los comercios locales y vecinos en general, que ya fue aprobada en la tarifaria para seguir ayudando, desde el Estado, en diferentes frentes a los sectores más golpeados por la pandemia.