Opinión
Lunes, 24 de Octubre de 2016 | Hace 20 meses

Reseña de nuestro Honorable Concejo Deliberante

En estas pocas líneas es mencionar los presidentes del Honorable Concejo Deliberante de
Pilar y algunos hechos políticos que marcaron a este concejo hombres y mujeres que lo
integran y donde el pueblo mira, sin comprender el tiempo y la energía, cuál es el rumbo
para un distrito con muchas carencias en obras en infraestructura y la falta de orden para
todos los vecinos pilarenses. En Pilar, con el regreso de la democracia el 10 de diciembre de 1983 asume como Intendente Municipal Luis Lagomarsino y como presidente del Honorable Concejo
Deliberante don Mario Darget. De los 20 concejales, 10 entraron a sorteo para acortar el
mandato a 2 años para fijar la alternancia de 4 años y es por eso que fue elegido
nuevamente en el cargo de concejal en 1985. Abuelo del actual concejal Nicolas, Darget
renunció a la presidente del HCD y a su banca en abril de 1988. Por línea sucesoria asume
como intendente municipal Ruben Tronchet y continuó como presidente del HCD Carlos
Alberto Dimeola. Comienza un periodo de turbulencias políticas que lo dejo pendiente para
otro capítulo de la historia institucional en Pilar.
En el año 1991 asume como presidente del HCD el Oscar L. “Cacho” Pagani. El 10 de
diciembre de 1991 asume como Intendente Municipal Jorge Telmo Perez. En los años 1992
a 1995 la presidencia del HCD a cargo de Ricardo Barone. El 10 de diciembre de 1995 asume
como Intendente Municipal Alberto Alberini, en los años 1996 a 1997 ejerce como
presidente del HCD Cecilia Zocchi.
En la edición del 28 de febrero de 1997 del Diario La Nación dice: El juez de San Isidro aceptó
ayer el hábeas corpus preventivo presentado por los 10 concejales de Pilar que fueron
buscados durante dos días por la policía, para ser llevados por la fuerza a una sesión
extraordinaria en el Concejo Deliberante. El abogado de los concejales "rebeldes" fue
Osvaldo Pugliese.
Del 10 de diciembre de 1997 al 10 de diciembre de 1999 elegido por sus pares como
presidente del HCD Jorge Alberto “Goyi” Fernandez. Cuando asume el Dr Sergio Bivort el 10
de diciembre de 1999, es elegido presidente del HCD Jorge Domenech hasta el 10 de
diciembre de 2003.
En la edición del 21 de abril de 2001 Pilar de Todos decía: “Los concejales opositores
llamaron a sesión extraordinaria cuando el presidente del HCD Jorge Domenech estaba de
minivacaciones por semana santa. Fueron once las manos que se alzaron, más la de José
Molina, que no tuvo necesidad de hacerlo en ningún momento porque la mayoría ya se daba
desde las bancas, para destituir a las autoridades desde ese momento depuestas.
Zúccaro, Campofreda, Odato, Báez, Fernández, Arévalo, Lagomarsino, Bode, Martino, Gómez
y Pugliese votaron por la revocatoria. Respondiendo al punto segundo del Decreto, Zúccaro
propuso a José Molina como presidente y Salom a Alicia Pérez. Triunfó el primero con las
mismas manos mencionadas más arriba. Lo mismo sucedió cuando Zúccaro aconsejó que la
vicepresidencia primera recayera sobre Fabio Gómez, mientras Salom, Pérez y Boragno 
declaraban su abstención.
De inmediato el presidente del bloque mayoritario le ofreció la vice segunda a Martino,
logrando el mismo resultado que la votación por Fabio Gómez.”
Dias después Domenech regresa a su cargo de presidente del HCD.
Humberto Zúccaro asume como intendente municipal el 10 de diciembre de 2003 y como
presidente del HCD el Dr Marcelo Castillo que lo acompañó en los 3 mandatos hasta el dia de
su fallecimiento el 8 de junio de 2014, días después asume el Dr Osvaldo Pugliese hasta el 21
de octubre de 2016, sigue durante el mandato del Intendente Municipal Nicolas Ducoté el
10 de diciembre de 2015. En la actualidad el presidente del HCD es Gustado Trindade.
Con la paciencia que tiene la historia se puede ver como funciona nuestro concejo
deliberante y como algunos nombres se repiten en hechos políticos donde la pregunta es
¿Quién se beneficia?. Tal vez, la falta de conocimiento de la alta política y la realidad de Pilar
los lleve a una discusión central que se aleja de las necesidades de los vecinos pilarenses en
lograr el bienestar general.
 
Por Daniel Castro