Turismo
Lunes, 16 de Enero de 2017 | Hace 39 meses

Después del éxito de la Caminata Nocturna, la Reserva Natural prepara nuevas actividades

La Caminata Nocturna organizada por la Reserva Natural de Pilar fue el puntapié inicial de un gran año que se viene preparando con muchas más actividades por delante. De esta manera más de 60 personas acudieron el pasado sábado para disfrutar de la flora y fauna nocturna del distrito, en el marco de una experiencia inigualable.

Por supuesto, la atención se la llevó la naturaleza misma, con la oportunidad única de percibir desde el primer momento tanto a lechuzas, patos, distintos anfibios y demás ejemplares de la fauna local. La jornada, que comenzó a las 20, se extendió hasta avanzadas horas de la madrugada donde los participantes de la caminata formaron parte de un fogón, que marcó el  clima de cercanía y amistad de la velada.

“Pudimos disfrutar de la luna, con muchas familias”, dijo Graciela Capodoglio, Directora de la Reserva Natural de Pilar y Presidenta de la Asociación Patrimonio Natural. “En general, en las caminatas la gente se divierte; dimos por terminado el fogón solo porque los guitarristas estaban cansados y habían agotado su repertorio, estuvimos hasta las tres de la mañana”.

Debido a la buena repercusión que tuvo esta iniciativa, los organizadores ya pautaron una nueva  fecha, la cual está  prevista para  el sábado 11 de febrero.

Mientras tanto, la Reserva Natural se mantiene activa con diversas propuestas para los amantes de la naturaleza y la vida silvestre. Entre ellas, el próximo sábado 22 de enero se realizará una actividad de control y limpieza de plantas exóticas,  dado que muchas veces la presencia de estos ejemplares produce daños al ecosistema local.

La convocatoria es abierta para quienes quieran sumarse como voluntarios y colaborar así con la preservación de este espacio, en el marco de un procedimiento que se lleva a cabo en forma mensual. En esta ocasión se realizará a partir de las 8 horas. Se les recomienda a los interesados, asistir con ropa cómoda, herramientas de poda, protección para ojos y guantes. De todos modos quienes nos cuenten con estos elementos, recibirán los mismos en forma de préstamo por parte de la Reserva.

Asimismo se informó que el mes de febrero comenzará también con una formidable oportunidad de seguir conociendo a la naturaleza pilarense, especialmente para aquellos que gusten del río y navegar en canoa.