Deportes
Viernes, 12 de Enero de 2018 | Hace 3 meses

La Escuela Municipal de Básquet y un año de gran crecimiento

El espacio dependiente de la Dirección General de Deportes completó otra temporada positiva. “Se trabajó mucho y todo fue muy positivo”, considero el DT Mauro Gentiluomo. La directora general de Deportes, Florencia Donatti, destacó “el rol social de nuestras escuelas”.

“Estamos muy contentos por el trabajo realizado. Hubo un crecimiento importante de la escuela en calidad y en cantidad. Estoy convencido que cerramos un año excelente”. El que le pone palabras al balance 2017 de la Escuela Municipal de Básquet Masculino es uno de sus profesores, Mauro Gentiluomo.

El espacio gratuito que depende de la Dirección General de Deportes y funciona en el club Peñarol de Pilar tuvo una explosión durante el año que pasó, expandiendo sus días de trabajo, sumando chicos de todas las edades y hasta incorporando a algunas niñas para hacer un trabajo integral.

“Se trabajó muy bien a lo largo de todo el año. Los profesores fueron sumando ideas, ampliaron días y horarios de trabajo siempre con el objetivo de darle la posibilidad de tener la experiencia de jugar al básquet a todos los chicos que así lo quieren”, sintetizó la directora general de Deportes, Florencia Donatti.

El espacio trabajó cuatro días a la semana en horario vespertino con gran respuesta de los chicos de todas las edades. Los equipos pudieron jugar algunos amistosos, participaron de los Juegos Bonaerenses, fueron invitados a las Jornadas Deportivas Metropolitanas y algunos hasta se animaron a dar el pase y empezar a vestir la casaca de algún club local. “Hemos llegado a tener más de 120 chicos de 5 a 19 años y eso es importantísimo por cantidad y la calidad de la respuesta”, comentó Gentiluomo.

“Lo que se trabajó fue todo positivo. Pudimos armar un buen equipo con Martín (Regner, el otro docente de la escuela). Se trabajó en forma seria, por momentos se pudo hacer un trabajo personalizado para que los chicos vayan adquiriendo conocimientos más rápido”, apuntó el director técnico.

“El 2017 fue un año intenso, con logros importantes pero más allá de eso, nosotros tratamos de darle lugar a todos. Al que sabe y al que no sabe, al que nunca tomó la pelota de básquet. Especialmente a estos últimos para integrarlo, que se entusiasme y este metido en el entrenamiento”, completó el entrenador.

En ese sentido, Donatti remarcó la “función social que cumplen todas nuestras escuelas” y destacó que “siempre nos genera mucho entusiasmo ver nuestras escuelas llenas, con chicos ilusionados en un deporte y lejos de otras tentaciones”.

A su lado, Gentiluomo devolvió gentilezas y subrayó que junto a Regner “estamos muy contentos por lo que se logró también en cuanto a tener una estabilidad y una tranquilidad en el trabajo”. “En lo personal se logró una comodidad en importante y logramos un apoyo vital desde Florencia (Donatti) y el equipo de trabajo”, sumó.

El año pasado, más allá de los múltiples entrenamientos semanales, los chicos de la Escuela Municipal de Básquet disfrutaron de una viaje a la provincia de Córdoba, donde intervinieron en un torneo, participaron de los Juegos Bonaerenses y fueron invitados a las Jornadas Deportivas Metropolitanas. “Fue un gran año y todo sirvió para participar y ganar experiencia”, finalizó Gentiluomo.