27.4 C
Pilar
domingo, octubre 2, 2022

37 años de Cosefa, la Cooperativa que hace grande a Fátima y Manzanares

Lo más leido

spot_img

El 14 de septiembre de 1985 nació Cosefa, y en este 2022 se cumplen 37 años de esta entidad que fue puntal a la hora de planificar el presente y el futuro de la zona, que comprende Fátima y Manzanares.

El primer objetivo de aquella primaria comisión directiva era darle servicios, en un primer lugar de telefonía, a la zona y luego se extendió al gas natural y a la conectividad de internet. El primer presidente de Cosefa fue José Antonio Benítez, que fue acompañado por los visionarios como Ing. Roberto Door, en la vicepresidencia; Ing. Roberto Fernández Pazos, como secretario; Héctor Broggi, tesorero; Ricardo Fernández, Luis Diniz y Luis Díaz, vocales; y Roberto Lavallén, Síndico Titular.

En la primera etapa fueron 94 las adhesiones para contar con el teléfono y, en simultaneo, recibió el asesoramiento del Banco Crediccop de Pilar para avanzar en el modelo de gestión cooperativo, gestión que se le encargó a Roberto Fernández Pazos. Los trámites ante el Ente de Telecomunicaciones (EnTel) la llevó adelante el Ingeniero Roberto Door.

Las gestiones en la zona fueron llevadas adelante por Benítez, Fernández y Broggi; y el 9 de noviembre de 1985 se fijó el valor de cada acción en 10 australes, la moneda en vigencia en esa época en la Argentina.

El 27 de mayo de 1986 se recibió por parte de EnTel la autorización para que Cosefa opere en esta zona de influencia. A un año de la creación de la entidad, se decidió la compra de la central Harris D1200 a la firma Liefrink y Mark en 97.586 australes. En paralelo, el costo de cada conexión telefónica se fijó en 1.800 australes. El plazo para pagar ese monto de cada teléfono se extendió hasta 60 meses.

El primer lugar donde funcionó Cosefa fue en la sede de la Sociedad de Fomento de Fátima y la primera secretaria fue Gabriela Benítez. En paralelo, se pagó una seña para la compra del actual edificio de Cosefa, cuya dirección es Isla Belgrano 596. En ese año se inicia la construcción de la sede y se llegó a un acuerdo con los hermanos Torrano para realizar el tendido subterráneo de los cables.

El 7 de julio de 1986, EnTel emitió una nueva resolución que benefició a la flamante entidad: le concedió una línea DDI. Las líneas telefónicas se extendieron con cables marca Pirelli y ya para 1987, el tendido llegaba a 30 km. Ese mismo año, se compró un enlace Fátima-Pilar para mejorar la comunicación ya que había algunos robos de cables, la mayor cantidad de tendido soterrado.

También en 1987, se contratan a otras dos secretarias, Ana Ponce de León y María Isabel Olivera. Y también se incorpora el primer técnico, Marcelo Venturina. Finalmente, el 23 de diciembre de ese año se hace la conexión definitiva a Entel, y Cosefa queda conectada con la Argentina y el mundo.

El 16 de julio de 1988, la reunión de Consejo decidió presentar los cálculos de cañería y planos para que la zona tenga gas natural, bajo la Resolución 385/88. Un mes después se abrió la inscripción voluntaria de usuarios que llegaron a 400. En este mismo año, el 14 de septiembre, se hace la conexión definitiva de la red telefónica al sistema nacional.

Para fines de 1988, Gas del Estado responde afirmativamente al requerimiento de Cosefa; y la Secretaría de Telecomunicaciones permite ampliar la red de telefonía al Parque Industrial Pilar, y a los barrios Carabassa.

En el caso del complejo fabril privado, el tendido de cable telefónico se realizó por pedido de las empresas, ya que el servicio de Cosefa era muy superior por los equipos que tenía, de la que prestaba en ese momento la estatal Entel, con equipos de varios años de antigüedad. Eso derivó a un conflicto legal entre la empresa Lago Verde, desarrolladora del Parque Industrial; y Cosefa, que tuvo en primera instancia un fallo que beneficio a la cooperativa con una medida de no innovar, gestión llevada a cabo por el Dr. Adolfo Casabal Elía. Este conflicto se terminó de dirimir recién en 1990 con la privatización de Entel y la incorporación al mercado de Telefónica de Argentina.

El 28 de agosto de 1989 se aprueba la conexión del gas natural para la zona y se designa al ingeniero Fernández Pazos como el profesional responsable ante la empresa estatal. La cooperativa siempre fue impulsora de la región, y por tal motivo, en abril de 1990, adquirió la primera fotocopiadora que había en Fátima y Manzanares.

La conexión de teléfonos empieza a llegar a cada rincón de la zona y se decide ampliar la sede de la Cooperativa. En agosto de 1990 se adjudica obra a Ricardo Alarcón. La modificación del edificio original permitió ampliar la sala de telefonía, la sala de reuniones, la gerencia y la tesorería. En octubre de 1990 se compra una nueva central, la Harris 20-20, con una inversión de U$S160.000.

En diciembre de 1991, la Cooperativa adquiere 4 hectáreas y medias. 17. Durante 1995, se crearon las dos unidades postales del Correo Argentino, una en Fátima y la otra en Manzanares. Durante la década de 1990, el trabajo de la Cooperativa fue ampliar el servicio de gas a la ruta 6 y afianzar el servicio telefónico.

Durante esta década también se inaugura la sede de Manzanares de Cosefa, teniendo su comunidad un lugar para realizar consultas de telefonía y gas, como así también los servicios de la estafeta del Coreo.

La Asamblea de socios de fines de 1994 aprueba la donación de una hectárea donde se construyó la Escuela de Enseñanza Media N.º 9, hoy escuela ejemplar en la zona.

Este esquema de telefonía tuvo su desarrollo y plenitud durante las primera y segunda década del siglo XXI. En el año 2000, a través de la conexión del teléfono, se comenzó a brindar servicio de internet. A partir de allí, la comunidad comenzó a interactuar con el mundo en la red de redes, y también muchas empresas se sumaron a esta conexión, ya que en la primera década del siglo XI, Cosefa era la única que brindaba este servicio.

Si bien el servicio de teléfono por cobre continúa, a partir del año 2019 comienza la transformación de la comunicación por cobre a fibra óptica, a la cual hoy todas las zonas concesionadas cuentan con un servicio pleno. Proceso que se tuvo que acelerar por la pandemia del Covid 19, a partir de marzo de 2020.

En marzo de 2019, el Síndico Titular Hugo Raitano hizo renunciar a todo el Consejo poniendo fin a más de una década de impericias y desmanejos de la entidad. A partir de allí, seis socios voluntarios se hicieron cargo “provisoriamente” (¡por la Pandemia, casi 30 meses!) de la conducción de COSEFA: Javier Llantada, Francisco Di Nápoli, Ernesto Camps, Gustavo Rocco, José Luis Fernández y Roberto C. Door.

La nueva conducción liderada por Llantada, asumió en 2022, que tiene los desafíos de mantener las premisas de sus fundadores y poner a Cosefa en la senda del siglo XXI.

Los desafíos presentes y futuros no paran, y Cosefa se apresta a entrar al modelo de comunicación denominado Triple Play con la incorporación de la TV dentro del sistema de telefonía e internet. Estos acuerdos se estaban llevando a cabo en el momento del cierre de esta nota.

Pilarspot_img

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario aquí
Nombre

Pilarspot_img

Últimas publicaciones