8.2 C
Pilar
domingo, agosto 7, 2022

Derechos Humanos | Lanzan campaña para identificar más de 600 víctimas de desaparición

Lo más leido

spot_img

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) lanzó una campaña para identificar a algo más de 600 víctimas de la desaparición forzada entre 1974 y 1983, en su mayoría durante la última dictadura cívico militar.

“Tenés una historia, tenés un derecho” es el lema de la convocatoria, en la que por primera vez el EAAF apela a los jóvenes para que den una muestra de sangre, en caso de que tengan un abuelo o abuela desaparecido. Con ese fin, deben llamar al 0800 345 3236.

El EAAF “tiene en resguardo más de 600 cuerpos de víctimas de desaparición forzada entre 1974 y 1983 que aún no pudieron ser identificados por falta de muestras de ADN de sus familiares”.

En el marco de la campaña también fue difundido material audiovisual con la canción “Sos parte de lo que soy” y afiches que esbozan la historia de jóvenes cuyos abuelos fueron identificados y restituidos a su familia por el EAAF, tras haber permanecido años como desaparecidos.

Esta nueva campaña es realizada con el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos.

“Además de darle la certeza de saber si el cuerpo (de su abuelo o abuela) fue encontrado o no, muchas veces le podemos ayudar a reconstruir el rompecabezas de la historia”, reflexionó Virginia Urquizu, coordinadora de la Unidad de Casos del EAAF.

En ese sentido, agregó: “Cada familia vive la identificación de su ser querido de una manera única, pero siempre el hecho de poder despedirse ayuda con el duelo”.

Hasta el momento el Equipo identificó a 825 desaparecidos del período 1974-1983 y mantiene en resguardo, por mandato judicial, más de 600 cuerpos a la espera de ser identificados.

Los familiares de personas desaparecidas que aún no hayan aportado su muestra de sangre pueden llamar al 0800 345 3236, escribir al mail iniciativa@eaaf.org.ar, contactarse por redes sociales a @EAAFoficial, o vía la página web www.eaaf.org.

“Las entrevistas con los familiares son confidenciales, las muestras de ADN sólo se pueden utilizar con fines identificatorios, es todo gratuito y los familiares no quedan obligados a nada por el hecho de contactarse. Las tomas de muestra se pueden realizar en todo el país y en el exterior. Y el lugar de la toma se coordina durante el llamado telefónico”, agregó Urquizu.

Una vez que el familiar decide dar su muestra de sangre, el EAAF compara su ADN con la base de datos de las personas desaparecidas sin identificar que tiene bajo resguardo. En caso de existir una coincidencia, el cuerpo es identificado y restituido para que la familia pueda despedirse.

Además, una muestra del ADN queda bajo resguardo del EAAF y otra muestra queda resguardada en el Archivo Nacional de la Memoria, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos.

En caso de no haber coincidencia, esas muestras sirven para ser comparadas en el futuro ante eventuales nuevos hallazgos de víctimas.

“Restituir la identidad de las personas desaparecidas es lo que motoriza todos los días el trabajo del EAAF. Desde su creación, el Equipo buscó aplicar conocimiento científico para que las familias pudieran conocer la verdad sobre lo sucedido. La información genética, que pasa de generación en generación, es una herramienta fundamental para identificar a las víctimas del terrorismo de Estado, explicó Natalia Federman, directora ejecutiva del EAAF.

Pilarspot_img

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario aquí
Nombre

Pilarspot_img

Últimas publicaciones